3 de enero de 2011

Todo quedó en la nada, nunca tuvimos tiempo, siempre quisimos vernos pero el destino no. Lo que hizo que mi alma abrazara tu espalda y se negó que fueras un angel de la guarda.  Y siempre estuviste presente dentro de mi mente, yo no te pude olvidar. Que bueno fue encontrarte y que las piedras del camino no hayan cambiado nada, y hoy sentimos lo mismo. Siento el amor en tus besos, lo siento fuerte que me llega a quemar. Mi amor, amor eterno, solo una noche tenemos para demostrar que es amor real, y por la mañana entra el recuerdo para llevarme y como antes todo será igual, será igual.

2 comentarios:

  1. +






    Nada es igual. Una hipótesis, pasa a ser teoría.












    Ale.-

    ResponderEliminar
  2. Me resultó triste, pero me gustó.

    ResponderEliminar